Pablo Ruíz Picasso

Inicio » Artistas » Pablo Ruíz Picasso

Descripción

(Malaga,1881-Mogins 1973)
Más conocido por el nombre artístico de Pablo Picasso, puesto que siempre firmaba con el segundo apellido, fue un pintor andaluz, uno de los más reconocidos del siglo XX, conocido sobre todo porque creó el cubismo junto a Georges Braque. En su dilatada carrera, evolucionó por diferentes estilos y cultivó otras disciplinas como la cerámica, la escultura con bronce, el collage, e incluso hizo poesía. Creó más de 20.000 obras a lo largo de su vida.
Picasso empezó su recorrido estilístico con una fugaz experiencia con el modernismo tras el contacto con la naturaleza que le supuso la estancia en Horta de Sant Joan y la amistad con los artistas catalanes reunidos en torno a los Quatre Gats. Con sus primeras estancias en París, a partir de 1900, empezó a desarrollar un estilo propio, primero en el período azul, que se caracteriza por obras hechas en tonalidades azuladas, frías y personajes alargados con expresiones trágicas, influido por Van Gogh y Gauguin , que reflejan una tendencia nihilista; siguió con un giro hacia un cierto optimismo manifestado por un cambio hacia colores cálidos y conocido como el período rosa, un momento en el que Picasso estaba permanentemente instalado en París y en el que entró en contacto con escritores cercanos al surrealismo . De este período, son las obras de saltimbanquis, payasos o acróbatas de contenido más ligero y alegre.
A partir de 1908, influenciado por el trabajo de Cezanne y por la imagen en movimiento de las primeras filmografías, desarrolló obras que conseguían romper con el canon de representación definido en el Renacimiento. Apollinaire fue quien llamó cubismo al trabajo que conjuntamente investigaban Picasso y Georges Braque. Con obras tan destacadas como Las señoritas de la calle de Avinyó, Picasso aportó una nueva interpretación de la realidad a partir de una fragmentación de la estructura del objeto que le llevó a experimentar con el collage. Tras una incursión por el surrealismo con esculturas de hilos y láminas de metal y pinturas de formas distorsionadas y evocaciones mitológicas, inició la época expresionista claramente influido por la Guerra Civil española primero y por la II Guerra Mundial más tarde. Obras como el Guernica o Mujeres llorando reflejan su sentimiento de angustia ante la tragedia de la guerra. Sus esculturas son, en este período, claramente abstractas.
En la década de 1950, se centró en la cerámica y en pinturas murales de grandes dimensiones. Sus últimos años les dedicó a pintar variaciones de obras de los grandes maestros como Velázquez o Degas, a quienes había conocido personalmente y de quienes había adquirido una serie de obras; es una etapa de madurez que dedicará a trabajar en la producción de litografías.
Personalmente posicionado como pacifista, durante la Guerra Civil estuvo políticamente comprometido con el gobierno republicano, que le nombró director del Museo del Prado en 1936.